Contenido principal Menú principal Herramientas Buscar Pie de página
logotipo CECRV
Montaje fotográfico decorativo. Ondas formadas por el vino
Las Denominaciones de Origen Españolas
logotipo de la denominación de origen

D.O. Jumilla

http://www.vinosdejumilla.org
Dirección:
Calle San Roque,15 – 30520 – Jumilla (Murcia)
Email:
info@vinosdejumilla.org
Teléfono:
+34 968781767
Fax:
+34 968781900

Descripción e Historia:

CARACTERÍSTICAS GENERALES

La Denominación de Origen Jumilla se crea oficialmente en 1.966, su Reglamento actual fue aprobado por Orden de 10 de Noviembre de 1.995 (el cual sustituyó al anteriormente aprobado por Orden de 19 de Mayo de 1.975) y modificado por la Orden de 11 de octubre de 1.996, 18 de Abril de 2.001 y 5 de junio de 2003.
La zona de producción de la D.O. Jumilla se encuentra situada en el extremo sureste de la provincia de Albacete, que incluye los municipios de Montealegre del Castillo, Fuentealamo, Ontur, Hellín, Albatana y Tobarra y el norte de la provincia de Murcia con el municipio de Jumilla, el cual da nombre a esta Denominación de Origen. Esta zona está caracterizada por amplios valles y planicies surcados por montañas, con altitudes que oscilan entre los 320 y 900 m.s.n.m., siendo la transición entre el litoral levantino mediterráneo y la meseta castellano-manchega. Actualmente la zona de producción incluye alrededor de 30.000 hectáreas, de las cuales el 45% se encuentran en la provincia de Murcia y el resto en la de Albacete.
Los suelos predominantes en esta zona son del tipo pardo-calizos, mollares con costra caliza y pedregosos, caracterizándose por tener reducidos porcentajes de materia orgánica; la textura es predominantemente limo-arenosa, de elevada permeabilidad y buena aireación, lo que unido a los altos contenidos en calcio aumentan la actividad microbiana, y como consecuencia la rápida degradación de la materia orgánica. La mayor parte de suelos que constituyen la Denominación de Origen presentan un escaso empardecimiento con predominio de colores claros, pH moderadamente alcalino y salinidad baja
El clima de la zona se enmarca en el tipo “mediterráneo continentalizado, de carácter semiárido”. Es característica la escasez de lluvias a lo largo del año, con un mínimo muy marcado durante el verano. En general, puede decirse que existe un gradiente que va de mayor a menor continentalidad en el sentido de N a S, o de NW a SE. Las precipitaciones se distribuyen con dos máximos anuales en las estaciones de otoño y primavera, siendo el índice pluviométrico medio de 280 mm/año. En diversas ocasiones la precipitación de un solo mes ha superado los registros de años completos, lo que es indicativo de la irregularidad y torrencialidad de las precipitaciones de esta zona.
En cuanto a las temperaturas, no son uniformes en todo el ámbito territorial. Las variaciones de altitud, latitud, exposición a sotavento o barlovento de las cadenas montañosas, cobertura vegetal del suelo, etc., son factores que provocan unas variaciones acusadas, la temperatura media al año es de 16 ºC, pudiendo oscilar en 2-3 ºC según la zona de cultivo. La diferencia térmica entre las máximas (verano, hasta 45 ºC) y las mínimas (invierno, hasta -10 ºC) son muy pronunciadas. El periodo de heladas abarca los meses de Noviembre a Marzo, pudiendo ocurrir excepcionalmente en Abril y Octubre. El número de horas de sol en base a la radiación global es de 3.000, siendo la humedad relativa media anual del 60,4 %.

El número actual de bodegas inscritas en los distintos registros es el siguiente: Bodegas Elaboradoras, 42; Bodegas Embotelladoras, 32. Hay que destacar el esfuerzo de dichas bodegas por modernizarse y tecnificarse (depósitos de acero inoxidable, controles de temperatura de fermentación, prensas neumáticas, estrujadoras de rodillos, etc), así como el esmerado cuidado del viñedo, con controles de vendimias, seguimiento de madurez, cuidadoso transporte de la uva, etc; contribuyendo todo esto a que los vinos que se obtienen conserven las virtudes de las variedades con que se elaboran.

Número de viticultores inscritos: 3.000 aproximadamente
Superficie de viñedo inscrita: 30.000 hectáreas aproximadamente
Número de bodegas inscritas: 42

Variedades y Vinos:

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

La elaboración de los vinos protegidos se realiza con las siguientes variedades: MONASTRELL, CENCIBEL (TEMPRANILLO), GARNACHA TINTORERA, GARNACHA, CABERNET-SAUVIGNON, MERLOT, SYRAH y PETIT VERDOT en tintas, y AIREN, MACABEO, PEDRO XIMENEZ, MALVASIA, CHARDONNAY, SAUVIGNON BLANC y MOSCATEL DE GRANO MENUDO en blancas. De estas variedades se considera la principal la Monastrell, así de las 30.000 hectáreas que aproximadamente posee esta denominación cerca del 85% corresponden a la Monastrell. Esto viene impuesto en parte de las condiciones climáticas y orográficas de la zona, siendo esta variedad la que mejor se ha adaptado a las condiciones áridas y soleadas.
La variedad Monastrell es una cepa de origen español y se encuentra extendida por todo el litoral mediterráneo. En España es la tercera variedad más plantada representando un 8% de la superficie dedicada a la vid. La cepa es de porte erguido con sarmientos gruesos y cortos, con entrenudos de longitud media y poco ramificados; la hoja posee un limbo de forma pentagonal, con tres lóbulos marcados. Los racimos son pequeños o medianos, bastante compactos, y nacen a partir de la tercera yema. Las bayas son esféricas y de tamaño mediano con coloración azul-negro, piel gruesa con bastante pruina y rica en antocianos; su pulpa es muy carnosa y blanda con poca cantidad de taninos. Es una variedad de gran rusticidad y elevada resistencia a la sequía, necesitando buena insolación, posee una sensibilidad media-alta frente a mildiu y oidio, es muy resistente a la excoriosis, podredumbre gris y polilla; y sobre todo, presentando una altísima resistencia a la filoxera.
La superficie actual que ampara la denominación es de 30.000 hectáreas, de las cuales 13.500 se encuentran en la provincia de Murcia, más concretamente en el municipio de Jumilla, y las hectáreas restantes en la provincia de Albacete. El cultivo del viñedo amparado por la denominación podrá llevarse a cabo bajo el régimen de cultivo extensivo: con densidades de plantación comprendidas entre 1.600 cepas/Ha máximo y 1.100 cepas/Ha mínimo, con rendimientos máximos de 4.000 Kg/Ha en las variedades tintas y de 4.500 en las variedades blancas. El régimen de cultivo intensivo con densidades de plantación de 3.200 cepas/Ha máximo y 1.600 cepas/Ha mínimo, con rendimientos máximos de 7.000 Kg./Ha en todas las variedades.
El rendimiento máximo permitido es de 70 litros por cada 100 Kg. de uva.

En cuanto a los vinos se elaboran cuatro tipos distintos de vino: tintos, rosados, blancos y dulces. Los vinos blancos se elaboran fundamentalmente con la variedad Airén, aunque últimamente están aumentando los elaborados con la variedad Macabeo. Estos son en general vinos limpios y brillantes, con tonalidades del amarillo-verdoso al amarillo-pálido, con aromas afrutados, limpios y frescos; en boca, son ligeros y limpios, destacando su frescura, ligereza y equilibrio. Los vinos rosados se obtienen principalmente a partir de la variedad Monastrell, por estrujado de estas y cortas maceraciones de pulpa y hollejo; son vinos limpios y brillantes, con tonalidades muy atractivas como rosa, frambuesa, cereza, con matices morados. En cuanto a aromas son limpios y elegantes, frutales y florales, manteniendo los aromas de la variedad y en boca son carnosos, sabrosos y frescos, con amplia retronasal. En cuanto a los vinos tintos están dominados por la uva autóctona Monastrell, aunque éstos también se complementan con variedades como Merlot, Syrah, Cabernet-Sauvignon y Cencibel. De estos vinos, sobre todo los jóvenes, se caracterizan por ser muy expresivos en la nariz, su frutosidad (frutos negros, frutas maduras, cerezas, fresas, grosellas), su fuerte color, generalmente rojo púrpura intenso con ribetes morados. En boca, tienen estructura y fuerza, con taninos vivos y resistentes. Los vinos de crianza, aparte de la elegancia de la madera bien integrada, son sabrosos, carnosos, aromáticos y complejos. Los vinos dulces naturales son vinos tradicionales de gran calidad que siguen teniendo vigencia y un buen futuro.
En conjunto, los vinos de la Denominación de Origen Jumilla, son vinos que han conseguido un alto nivel dentro del panorama vinícola español, siendo de los vinos más premiados en concursos nacionales e internacionales.
Los vinos elaborados en esta zona para tener derecho al empleo de la contraetiqueta de la Denominación de Origen Jumilla deben ser sometidos y superar un proceso de “calificación” que comienza con la comunicación del interesado al Consejo Regulador de su intención de elaborar vinos que puedan optar a ser calificados como Denominación de Origen Jumilla, con lo que el Consejo inspeccionará en dicha bodega la calidad de las uvas a elaborar, así como el proceso de elaboración de dichas uvas. Una vez elaborados estos vinos y mediante la toma de muestras, éstos son sometidos a controles analíticos y organolépticos; los controles analíticos se realizan por los laboratorios oficiales afectos a la D.O. Jumilla y los organolépticos son realizados por el Comité de Calificación del Consejo Regulador, formado por experimentados enólogos y profesionales relacionados con el mundo del vino los cuales mediante cata ciega determinan los vinos que son aptos para la Denominación.

Actualmente el Consejo Regulador de la D.O. Jumilla organiza anualmente el Certamen de Calidad de Vinos de la D.O. Jumilla. En el año 2.007 se ha celebrado la XIII edición y el Jurado de Cata de dicha edición estuvo integrado por catadores de reconocido prestigio pertenecientes a diferentes medios de comunicación especializados (“Mi Vino”, “Vinum”, “Todovino.com”, “Sobremesa”, “Anuario de Vinos de El País”, “Vinoselección”, “5 Días”, “Radio Nacional de España”, “Guía Proensa”, “Revista Restauradores”, “Vivir el Vino”, “ABC”, “Semanario Vitivinícola”, “Vinos de España”), así como técnicos correspondientes al Ministerio de Agricultura y Comunidades Autónomas afectas a esta denominación.

Los vinos elaborados en esta zona para tener derecho al empleo de la contraetiqueta de la Denominación de Origen Jumilla deben ser sometidos y superar un proceso de “calificación” que comienza con la comunicación del interesado al Consejo Regulador de su intención de elaborar vinos que puedan optar a ser calificados como Denominación de Origen Jumilla, con lo que el Consejo inspeccionará en dicha bodega la calidad de las uvas a elaborar, así como el proceso de elaboración de dichas uvas. Una vez elaborados estos vinos y mediante la toma de muestras, éstos son sometidos a controles analíticos y organolépticos; los controles analíticos se realizan por los laboratorios oficiales afectos a la D.O. Jumilla y los organolépticos son realizados por el Comité de Calificación del Consejo Regulador, formado por experimentados enólogos y profesionales relacionados con el mundo del vino los cuales mediante cata ciega determinan los vinos que son aptos para el uso de la Denominación de Origen Jumilla. El Consejo Regulador facilita las contraetiquetas para el embotellados de los vinos que han superado esta calificación.
Los parámetros analíticos obtenidos para los vinos calificados, así como las puntuaciones obtenidas en la cata organoleptica de los mismos, son las que determinan la correspondiente calificación de añada que es aprobada por el Consejo Regulador.

Buscador google

Google

búsqueda restringida a nuestro sitio web

Calificación de nuestras añadas:

gris
Sin datos
marrón
Deficiente
anaranjado
Regular
amarillo
Buena
verde pálido
Muy buena
verde intenso
Excelente
Calificación de añadas
'01 '02 '03 '04 '05 '06 '07 '08 '09 '10 '11 '12 '13 '14 '15 '16
B B MB E MB MB B MB MB MB MB MB MB MB - -
Volver: Vuelve a la página de donde vienes.
Subir

© Copyright 2014 Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas. Reservados todos los derechos.
Ronda de Atocha, 7 - 28012 MADRID. Teléfonos 91 534 85 11 · 91 534 72 40. Fax 91 553 85 74.
cecrv@cecrv.eu

Diseño web: www.rafagomez.com. Desarrollo web y programación: www.javiruiz.com